Saltar al contenido

Mini Clásico #17 – Adiós al aislante interior

Mira la siguiente foto, ¿ves esa capa de material extraño, con el mismo color de la carrocería, que está aparentemente pegada a la chapa del suelo del Mini? Ese será nuestro objetivo de hoy, decirle adiós al aislante interior!

Pero lo primero que tenemos que hacer para poder empezar la faena es quitar las cuatro tonterías que quedan por desmontar de la carrocería, como son, por ejemplo, los manguitos del combustible y de freno que van por los bajos del coche, el pomo de la caja de cambios o los tubos de ventilación interior.

Como siempre, lo que parece que va a ser sencillo de repente va y te pone las cosas difíciles, échale un vistazo a las siguientes fotos y verás, por ejemplo, que tuvimos que taladrar los tornillos que sujetan los aireadores del interior, ¿por qué? Porque los queridos tornillos que los sujetaban eran pura plastilina, no me jod*s, no hemos visto unos tornillos más blandos que estos, nunca! ;)

Queremos hacer una mención especial a nuestro amigo Marcos, que amablemente (y por amor al arte) ha venido a echarnos una mano durante varios días con este pequeño gran coche. Gracias compañero!

Rebajas

Una vez hemos desmontado por completo la carrocería podemos empezar con el objetivo que tenemos marcado, eliminar el asilante interior del Mini. Parece algo sencillo, y de hecho lo es, pero es un material que está muy bien adherido a la chapa, y lleva muuuucho tiempo eliminarlo!

Aquí te dejamos unas cuantas fotos de algunos miembros del Equipo Petrolheadgarage dejándose la piel con el aislante interior!

¿Te has montado alguna vez en un Mini Clásico? (cuidado, de los de verdad, no ese aborto «mancillador de un icono» que es el Mini actual, que por cierto, de mini tiene lo que yo te diga) Pues si es que sí te habrás dado cuenta de lo realmente pequeño que es, y por lo tanto hay que buscar posturas imposibles para llegar a según que sitios si estás trabajando dentro…y he aquí la prueba! (y no, es una coña hecha para la foto, realmente estaba trabajando en esa postura, lo juro!) ;)

Tras muchas horas curtiéndonos el lomo este es el resultado una hemos hemos eliminado el aislante interior!

NOTA: Fíjate como en la zona delantera los paneles del suelo parece que están doblados hacia el interior de la carrocería. No, no es un efecto óptico, es real, están doblados. Sospechamos que es porque en algún momento anterior alguien ha subido el Mini Clásico en un elevador usando puntos de apoyo no recomendados. Mucho cuidado con la chapa de este modelo, es fina como el papel de fumar, tenlo en cuenta!

Ya veremos cómo solucionamos este asunto, te lo contaremos llegado el momento, mientras tanto seguimos!

Ojo, que no hemos terminado! Este aislante era adhesivo (como el que usamos en el Peugeot 205 y este mismo Mini Clásico más adelante), y como tal ha dejado restos pegados a la chapa, pero además MUY BIEN pegados… Hemos de eliminarlos, pues es fundamental dejar la carrocería lo más limpia posible para que, cuando llevemos este caparazón al chorro de arena el proceso sea lo más efectivo posible.

Volvemos a lo mismo, parece sencillo, y maldita sea, lo es, pero es increíble la cantidad de tiempo que hemos invertido en quitar todos los restos!

Con esfuerzo todo se consigue, y esto no iba a ser menos, ya podemos decirle adiós al aislante interior! No estamos de coña cuando decimos que hemos invertido dos días completos del fin de semana en este proceso, dos!

Aquí te dejamos el resultado final, hasta la próxima entrega! :)

Rebajas