Saltar al contenido

Mini Clásico #92 – ¡Maldita electrónica inglesa! Centralita reparada, inmovilizador y sonda lambda

Jodida electrónica inglesa, maldita seas mil y un veces. Como recordarás nuestro Mini es un SPI (Single Point Injection), es decir, es inyección electrónica, y siempre ha dado problemas. Pero no sólo la centralita de motor tiene electrónica, sino que, además, este hierro inglés tiene INMOVILIZADOR.

¿Cuál es la función de un inmovilizador en un coche? Básicamente impedir que se pueda arrancar si no se cumplen unas condiciones concretas. Este invento, presente en TODOS los vehículos actuales (con más o menos acierto), no era nada común en la época de nuestro Mini. Es más, nuestro Mini 1275cc SPI fue de los primeros Mini en montar inmovilizador.

El inmovilizador, como digo, es un sistema de seguridad que busca poner más difícil arrancar el coche en caso de que lo quieran robar. Pero me cago en mi calavera, también te lo pondrá difícil a ti, el maldito dueño del coche. En nuestro caso es un inmovilizador Lucas 5AS, y tiene varios elementos: Centralita de motor, módulo inmovilizador (5AS) y un mando. Todos ellos bastante… Porculeros. Por decirlo suave.

En este capítulo vamos a ver todos estos componentes. Pero ojo, que aquí no acaba la cosa, las sorpresitas serán variadas:

Tres centralitas de motor (ECU/PCM/unidad de motor, llámala como quieras), unas con inmovilizador, otras sin él; fallos de lectura de sonda lamba, reparación de centalitas, ralentí inestable, Fuel trim, un sombrero de vaquero (wtf?!), vueltas con el Mini y Albert Einstein. Maldita sea, cada vez se nos va más la olla.

¡Bienvenido a uno de los últimos capítulos del proyecto de restauración completa de nuestro Mini Clásico SPI y su put* electrónica inglesa!

Rebajas