Saltar al contenido

Mini Clásico #16 – Desmontaje de la columna de dirección #2

¡Seguimos con el desmontaje en el proceso de restauración de este Mini Clásico! ¡Te presentamos a los protagonistas de hoy, la columna y la cremallera de la dirección!

Los tornillos que están sujetando la columna de dirección, por su diseño, están pensados para que, una vez se monte todo el conjunto en su sitio, estos se partan por su cabeza al llegar a determinado par de apriete. Te estarás preguntando, ¿por qué coj*nes pasa esto?

Rebajas

Pues el motivo es bien simple, no deja de ser un efectivo método antirrobo, intentado poner difícil a los «amantes de lo ajeno» el que se puedan llevar el coche, pero claro, si es difícil para una cosa también lo será para otra, y en este caso, efectivamente, es complicado quitarlos de ahí. Con herramientas, digamos «normales», no podrás desmontarlo (no tienen cabeza!) asique la única solución que nos dejan es cortar por lo sano!

Aquí tienes a nuestro compañero David Navarro dándole caña a estos cachos de metal, Dremel en mano en una lucha muerte, sí, pero con mucho mucho cuidado!

Como hemos dicho muchas veces, la documentación exhaustiva de todo el proceso de desmontaje es algo fundamental, y he aquí otro ejemplo de que le hacemos fotos y vídeos a cada uno de los pasos que damos en cada uno de nuestros proyectos ;)

Una vez conseguimos quitar los tornillos que sujetan a la columna de la dirección podemos sacar todo el conjunto completo, tanto columna como cremallera.

El siguiente paso es quitarnos de en medio al propio soporte de la columna de dirección. ¿Cuál es el problema? La posición y la propia calidad de los tornillos (más concretamente de las tuercas), que, básicamente, son una mierd*, y la única opción que nos queda, tras intentar sacarlos de varias maneras, es cortar con la radial (otra vez) por lo sano.

Rebajas

Debido a la difícil posición en la que tenemos que trabajar para quitar estos tornillos hemos de hacerlo con un cuidado especial, no queremos que la radial termine cortando ninguno de nuestros miembros, que oye, les tenemos cariño y los queremos conservar. Pero como no hay (casi) nada imposible, tras un buen rato de lucha y cuidado, podemos decir que todo el conjunto de la columna y la cremallera de la dirección está desmontado! ;)