S2000, The Italian Job

//S2000, The Italian Job
  • s2000-the-italian-job-portada
S2000, The Italian Job 2017-08-20T18:38:18+00:00

Project Description

This web is also available in: Inglés

Decía la pava del anuncio de Jes Extender: “Los demás no sé qué dirán, pero a mí, me gustan GRANDES“. Algo parecido tengo que decir yo: los demás no sé qué dirán (de hecho, me la pela completamente), pero a mí, me gustan los coches DE SERIE.

Afortunadamente, la mayoría de la gente no es como yo (es una forma elegante de decir que soy raro), y modifican sus coches. A veces porque se creen que viven en el Need for Speed Underground 2 y necesitan tunearlo guarramente para ganar reputación en las calles, o a veces porque saben lo que hacen y lo que quieren es una máquina de destrucción masiva para circuito. Como se entere el tito Bush o el Ánsar la hemos liado.

Vamos al grano: hoy he venido a hablar del S2000 de un colega italiano. Hubo un tiempo, aunque no lo creáis, que los S2000 de segunda mano estaban a un precio más que razonable, al menos en Italia. Por desgracia ese tiempo pasó y no creo que volvamos a verlo nunca más.

Allá por 2012, el señor P (vamos a preservar su identidad en secreto para hacerlo más interesante) se compró un flamante Honda S2000 del 2006 (como el mío) con 80.000 km y totalmente de serie salvo por la barra que unía las torretas de suspensión delanteras.

Una bellissima macchina.

Se conoce que al muchacho no le satisfizo, y enseguida se puso a comprar chuches para su S2000. Lo primero que cayó fueron unos amortiguadores Öhlins Road & Track Según el propietario, el segundo mejor mod que le ha hecho al coche.

Pero claro, esto es algo que a simple vista no se puede ver u oír. ¿Qué hacer entonces? TUBARRO.

Una línea Skunk 2 Megapower de 70 mm “pa la peña”. Y ya puestos, una admisión Puffo. Sonido rico para el S2000.

Cosa fina para el niño y la niña. Ahora que el coche sonaba bien (como si el S2000 de serie no lo hiciera) había que marcarse un Track Day, cómo no. Y justo ahí surgió la idea del siguiente upgrade: tras destrozar literalmente los frenos, el señor P se agenció unos discos ranurados y unas pastillas Ferodo DS 2500. Poco más tarde se cambiaron los delanteros por unos Big Brake Kit con pinza AP Racing y pastillas Ferodo Uno.

En un viaje a Roma el muchacho aprovechó y se trajo unos cuantos souvenirs: Colector de escape Toda Torque Kun, radiador de aceite Mishimoto, relojes de temperatura y presión de aceite, llantacas Volk Rays, neumáticos Toyo R888, pomo Skunk 2, y varias cosillas más. Foto de familia:

Como las llantas eran demasiado anchas, se tuvo que hacer un trabajito fino de chapa y pintura para ensanchar la trasera de este S2000.

Más tarde caería un labio inferior réplica de Mugen y una mariposa de admisión de 78 mm de diámetro, para que el motor respire mejor. También se le hizo una repro a la unidad de mando del motor.

Parece que al señor P le quemaban los billetes en el bolsillo y se agenció un radiador (esta vez de refrigerante) Mishimoto XL con ventiladores que arrancaban a 68ºC. Para andar fresquito incluso en verano, con el pepino en la mano (pepino-ni).

Parece ser que el sistema de admisión tenía una cierta forma fálica, así que se sustituyó por un Password JDM.

Mu rico todo. ¿Todavía queréis más? Porque lo mejor estaba por llegar. ¿Os acordáis cuando ibais a casa de vuestra abuela y salíais de allí con la barriga a punto de estallar y llenarlo todo de tripas y caca? A eso se le llama sobrealimentación. Pues sí. De eso se trata la siguiente modificación:

Un kit de compresor mecánico Kraftwerks que insufla 0.75 bar a 8500 rpm. Para que no se muera de hambre el motor del S2000 también tenemos bomba de combustible e inyectores acordes y otro reflasheado a la ECU. “Casi ná pal cuerpo“.

¿Queréis ver el resultado del banco de rodillos de esta máquina? Qué preguntas más tontas que hago a veces.

Sí, habéis leído bien poniendo esa cara de chino: más de 400 CV.

Como ahora se trata de una máquina bastante seria, había que hacerla parecer también, así que tocó agenciarse un aleronaco APR GTC 200 de carbono y unas entradas de aire en el capó.

Y hasta ahora, eso es lo que hay para este S2000. Espero que no os haya sabido a poco. Hay gente que se compra unas fundas para los asientos y volante con tribales en el Lidl, y hay gente que hace esto otro. Cuestión de gustos. Las dos opciones son válidas. Bueno, lo del Lidl no. Esos merecen arder en el infierno para siempre.

Para acabar, qué mejor forma que ver cómo este bicho escupe fuego en el banco de rodillos. Pillad papel de váter de doble capa y escupid en las palmas de vuestras manos.

¡Arrivederci bambinos!

¿Te mola el proyecto #PetrolheadGarage? ¡Ayúdanos a hacerlo sostenible para poder seguir creando contenido propio de dementes! ¡Compra cualquier producto en Amazon a través de este enlace, te costará exáctamente lo mismo y a nosotros nos echarás una mano! ¡Gracias!

–> ¡Amazon PetrolheadGarage! <–

Comenta todo lo que tu quieras! 😉

S2000, The Italian Job
5 (100%) 6 votes

Project Details

Skills Needed:

Categories: